Inicio » Notas ThinkEPI 2014 » Los Moocs: viables, inquietantes y consistentes

Los Moocs: viables, inquietantes y consistentes

Resumen:
La aparición de los massive online open course (cursos en línea masivos y abiertos) o moocs ha causado un gran impacto en el panorama de la enseñanza superior. Los analistas consideran que van a tener un efecto disruptivo sobre las universidades y que la práctica docente va a cambiar de forma profunda a partir de la aparición de estos cursos. El sustrato psicopedagógico de los moocs se encuentra en la llamada “educación invertida” (flipped education) que considera que el aprendizaje se realiza a partir de las discusiones de los estudiantes con sus compañeros y profesores. Se analiza el impacto de los moocs en las bibliotecas universitarias.

[Leer más...] Los Moocs: viables, inquietantes y consistentes



Cómo citar este artículo:
Anglada, Lluís. “Los Moocs: viables, inquietantes y consistentes”. Anuario ThinkEPI, 2014, v. 8, pp. 45-51.

Etiquetas: , , , , , ,

7 respuestas a Los Moocs: viables, inquietantes y consistentes

  1. LA VERDADERA UNIVERSIDAD ES LA BIBLIOTECA
    Por Isabel Bernal

    Interesante esta panorámica de los MOOCs, muy densa e informativa. ¿Será que finalmente a través de los MOOCs se reforzará la idea de que la verdadera universidad es la biblioteca, tal y como dice el axioma?

    ¿Nos comentas cuál es el precio medio de un curso MOOC y qué futuro tienen en países en los que la universidad no sigue el modelo de contratación anglosajona?, ¿lo ves viable aquí?

  2. Lluís Anglada

    EL GRAN RATO DE LOS MOOCS NO ES PRODUCIRLOS, SINO UTILIZARLOS
    Por Lluís Anglada

    Primero, la pregunta fácil: los cursos MOOCs no tienen coste de matrícula, al menos de momento. Algunos cobran una tasa baja para expedir un certificado.

    El futuro es difícil de prever. De momento la producción de un curso MOOCs puede costar unos 50.000€, según me dice un amigo de una prestigiosa universidad holandesa. El tema es, pues, cómo se recupera este coste o por qué motivo una universidad asume este coste sin recuperar dinero con las matrículas.

    Aquí hay explicaciones diversas. Hay quien dice que los MOOCs son un invento a la espera de un modelo de negocio. No debería extrañarnos. Algo parecido pasó con las revistas OA, que surgieron al principio sin un modelo de negocio hasta que surgió el que parece puede extenderse de pagar para publicar. Los MOOCs pueden ser también un potente medio para atraer estudiantes a una universidad o quizá incorporarse a los procesos de selección de personal de una empresa.

    Quizá el gran reto de los MOOCs no sea producirlos, sino utilizarlos. Supongamos que en unos años se cuenta con un catálogo extenso de MOOCs de calidad para los más variados temas, ¿no sería entonces inteligente sustituir parte de las clases explicativas por un MOOCs y dejar el tiempo de las clases para otras actividades como el debate?

    No creo que la verdadera universidad sea la biblioteca; si creo que la biblioteca posibilita la verdadera universidad. Esta sería el diálogo a partir del conocimiento registrado y acumulado (la biblioteca). La biblioteca sería este conocimiento, la universidad el diálogo que se establece a partir y en contra de él.

  3. UNA UNIVERSIDAD MOOCiFICADA
    Por Eva Méndez

    Apasionante debate sobre MOOCs que tengo ganas de comenzar desde octubre del año pasado, que fue el octubre más abierto que nunca, al multiplicar el open access a la educación, con los MOOCs como su máximo exponente, llegando a España.

    Gracias Lluís e Isabel, por abrir el fuego.

    Voy yo también sobre las preguntas de Isabel y las últimas reflexiones de Lluís Anglada en este mensaje, para dirigir el debate:

    - Efectivamente, los MOOCs no tienen coste de matrícula, porque si no les sobraría una “O” y serían MOC, Cursos Masivos Online, pero no “Open”. Y sí, las tasas por emitir los certificados, y otra suerte de “badges” con la firma “de alguien”, parece ser el negocio que se atisba desde el comienzo… Por ejemplo, MiriadaX está pensando en cobrar 40€ por derechos de examen y dar crédito al cursito en cuestión… Este tema da para un ThinkEPI nuevo…

    - Estoy de acuerdo en que el futuro es difícil de prever, pero es más previsible de lo que pensamos, cuando venimos hablando de eLearning y teleeducación desde los 90 del siglo pasado y aún hoy estas cuestiones, “siguen siendo futuro”. Pero sí, está claro que alguien ha visto negocio y si no, Harvard y el MIT, por mucho que les sobrara la pasta, no habría invertido 30 millones de dólares cada una en la creación de EdX, como dicen las malas lenguas. Ni el holandés amigo de Lluís invertiría 50.000€ en producir uno…
    En realidad, el coste puede ser diverso, desde una verdadera producción audiovisual con un sistema de autoevaluación y gamificación impresionante, hasta vídeos caseros con evaluaciones de “multiple choice” y gestión cutre de la comunidad. No se contará dentro de unos años con un catálogo extenso de MOOCs, ya contamos con buscadores y/o agregadores de MOOCs como Class central, e incluso en Español.
    http://www.mooc.es

    Igualmente se multiplican las iniciativas, plataformas y contenidos de toda índole y condición que muchas veces no son más que refritos de vídeos educativos de dudosa o excesivamente clara procedencia.

    - La era internet ha generado múltiples inventos sin claros modelos de negocio, muchos de ellos bajo el “síndrome” de la Openess que nos hace pensar que siempre es más barato que gratis… Pensemos por ejemplo en los buscadores de los 90… ¿y podremos buscar siempre gratis?… No, yo en el año 97 pensaba que Altavista algún día nos iba a cobrar y que estaríamos encantados de pagarle… como ha estado encantada de pagar unos centimillos mucha gente por Whatsapp… Pero no, los buscadores se convirtieron en grandes compañías de advertising… Modelos de negocios que se generan de forma subrepticia pero que han creado titanes en las bolsas… Con los MOOCs pasará lo mismo, y ya están ensayándose múltiples modelos, interesantes y creativos, como MOOCstoDegree o SemesterOnline, que recrean la buena idea del MOOC con la tradicional idea de la Universidad… aplicando su potencial para atraer, como comentaba Lluís, alumnos a la Universidad.

    - Por supuesto, como siempre, en función de la “selección natural” que circunda a estas creaciones tecnológicas, sólo sobrevivirán los mejores… Como si lo viera: “un ranking de los mejores MOOCs”, un ranking de las mejores universidades haciendo MOOCs y un ranking de las mejores plataformas que permiten crear MOOCs. Como siempre, alguien se lo pasará muy bien estableciendo los criterios de calidad y ahí sí que hay un lugar para el reto de la producción; es más, el otro día un colega bromeaba diciendo que hacía falta una nueva profesión de “guionista de MOOC” y a mí, no me pareció ninguna tontería. Pero mientras tanto mucha gente, que antes llamábamos autodidactas y ahora llamamos LLL (life long learners) estará aprendiendo destrezas, competencias etc. que necesita para su mundo real, gracias a los MOOCs.

    - No sólo sería inteligente sustituir parte las clases por MOOCs, y dejar las clases para hacer prácticas, ejercicios y debates, sino que ya lo es en algunos modelos educativos b-learning o semipresencial y es por ejemplo, lo que propugna netamente el modelo de la Khan Academy. Yo lo llevaba haciendo 3 años en algunas de mis clases del Máster en bibliotecas y servicios de información digital de la Universidad Carlos III de Madrid, pero ahora además sé cómo se llama: “flipping the classroom” e implica justamente eso, dar la vuelta a las clases y dejar la clase presencial para hacer los deberes, o para la interacción y el debate, siendo el profesor en ese contexto un instructor que acompaña en el aprendizaje, al tiempo que se utilizan otros medios registrados, normalmente vídeos, para las explicaciones formales…

    - Y por último, no puedo estar más de acuerdo con Lluís en que la biblioteca universitaria posibilita la verdadera Universidad. Esa biblioteca Universitaria que al principio del siglo XXI se convirtió en CRAI, y que ahora debe de ser no sólo un Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación, sino también un Centro de Recursos para la docencia y la enseñanza. Los docentes Universitarios necesitamos cada vez más recursos para una universidad MOOCificada; permítanme vaticinar que jugaremos con las siglas de CRAI, y con los espacios del mismo, para que quepa esta nueva necesidad de la biblioteca universitaria…

  4. MODELO DE NEGOCIO DE LOS MOOCs
    Por Ruth Íñigo

    Este artículo ofrece algunas pistas sobre el modelo de negocio de los MOOCs:
    Are MOOCs An Extension of Academic Publishing into Teaching?”
    http://dmlcentral.net/blog/john-jones/are-moocs-extension-academic-publishing-teaching

    “(…) Yet a growing number of educators and critics have begun expressing concerns about MOOCs.(…) many of which revolve around the potential for MOOC companies like Coursera and Udacity to make their money as other social media companies do: by capitalizing on user data.”

    “(…) Specifically, I’m concerned that their business model will replicate that of the academic publishing industry.(…) My concern with for-profit MOOCs is that they will adopt a similar plan. Universities will pay their teachers to develop and teach courses — sometimes paying them extra to turn those courses into MOOCs — and that labor will be given freely, or at a reduced cost, to MOOC for-profits who will, in turn, sell it back to the university or sell it directly to college students.”

  5. Isidro F. Aguillo

    CONTENIDOS DE APOYO A LA DOCENCIA EN LA WEB
    Por Isidro F. Aguillo

    Desde que empezamos a publicar los Rankings Web de Universidades en 2004, hemos venido insistiendo en la conveniencia de publicar en abierto a través de la Web los contenidos de apoyo a la docencia de los distintos cursos universitarios. Aunque esto tenía efectos positivos en la clasificación, la razón principal de este consejo era que muchas instituciones anglosajonas ya lo estaban haciendo, lo que ponía en posición de debilidad a las nuestras en un mercado cada día más competitivo y donde las “marcas” cada vez son más importantes.

    Los MOOCs, que posiblemente evolucionaron de esa tradición de poner en abierto los materiales didácticos, son una amenaza para las universidades con políticas o actitudes cerradas y hay que empezar a trabajar cuanto antes para cerrar la brecha que se está abriendo.

    El problema no es necesariamente económico, pues aunque los recursos no abundan, la experiencia y conocimiento de nuestros profesores, con la actitud adecuada, puede hacer viables muchos desarrollos. Y ahí es donde personalmente veo un importante papel para las bibliotecas universitarias, que pueden aportar tanto esfuerzo personal como técnicas de localización, organización, descripción y evaluación de recursos académicos.

  6. María Farràs

    HAS THE FUTURE OF COLLEGE MOVED ONLINE?
    Por María Farràs

    Hace poco la revista New yorker publicó un artículo interesante al respecto (desde el punto de vista de un profesor), sobre los pros y los contras, un artículo divulgativo y desde el contexto americano, que lleva algunos años más que nosotros tratando el tema:
    Heller, Nathan (May 20, 2013). “Laptop U. Has the future of college moved online?
    http://www.newyorker.com/reporting/2013/05/20/130520fa_fact_heller

  7. Estefanía Aguilar

    AYUDAS PARA LA FINANCIACIÓN DE PROYECTOS
    Por Estefanía Aguilar

    Comparto las ideas de las que habla Lluís sobre cómo rentabilizar los cursos, y por lo que he visto los cursos llevan trabajo detrás, y por lo tanto esfuerzos económicos y personales, así que lo de los 50.000 € no me extrañaría.

    Para incentivar la participación española en estas actividades, Cataluña sacó esta semana unas Ayudas para la financiación de proyectos para el fomento de la creación o mejora de los cursos en línea abiertos y masivos ofrecidos por las universidades catalanas y los centros de investigación de Cataluña para el curso 2013-2014 (MOOCs).
    http://www10.gencat.cat/agaur_web/AppJava/castellano/a_beca.jsp?categoria=formacio&id_beca=19681