Posts Tagged by Buscadores

Crítica del mundo digital: propuesta de categorización

1. Introducción

Reiterados estudios (y sin duda nuestra propia experiencia) nos indican que buscar información, juntamente con el uso del correo electrónico, son las dos actividades más realizadas en internet.

Si nos atenemos a las estadísticas (AIMC, 2012), constatamos que el servicio web más usado por los internautas aún es el buscador (Google, concretamente), por delante de las redes sociales (Facebook) y de la prensa digital.

En cualquier caso, sin la inmensa labor de análisis e indización que realizan buscadores como Google, la Web sería un depósito de información tan vasto como inútil, ya que únicamente podríamos acceder a la ínfima fracción de páginas o documentos de los que conociéramos su URL exacta.

Es por ello que, aunque conceptualmente sean cosas tan distintas, web y buscadores forman en la práctica una pareja imposible de separar dada la forma en la cual la inmensa mayoría de los usuarios experimentan la Web.

La cuestión es que, en el momento en que el par web/buscadores adquiere esta enorme dimensión social, parece imposible que no se genere algún tipo de crítica, más o menos justificada o más menos racional, que apenas se detiene en los aspectos meramente técnicos para entrar también de pleno en cuestiones cognitivas y sociales.

Son diversos los autores que, por distintas razones, han criticado a los buscadores y a la Web, y han puesto al descubierto sus flaquezas y puntos débiles. Desde Introna y Nissenbaum (2000), que denunciaron el sesgo económico en la lista de resultados ofrecido, hasta Nicholas Carr que, en su ensayo “The shallows: what internet is doing to our brains” (2010), se centra en aspectos cognitivos para llegar a la muy pesimista conclusión de que la Web (y con ella, inevitablemente, los buscadores) nos vuelven superficiales, por no decir claramente estúpidos como otros autores señalan sin rodeos.

En medio también podemos encontrar muchas otras referencias que abundan en lo mismo (Ippolita, 2009; Darnton, 2009; Cleland y Brodsky, 2011; Morozov, 2011).

A todo ello se añaden las múltiples causas judiciales o procesos de investigación que persiguen a Google (la explotación de las obras huérfanas, las quejas de los editores de prensa, etc.) o las denuncias populares sobre la pérdida de privacidad que acarrea el uso de la Web en general. Todo ello nos obliga a mirar sin concesiones a un mundo digital que dista de ser perfecto (aun cuando reconozcamos el enorme avance que ha supuesto para la humanidad) y intentemos determinar sus zonas de sombra.

1.1. Objetivo

En esta primera aportación, por tanto, presentamos una primera categorización sobre los puntos débiles de los buscadores y de la Web en general (una cuestión que los anglosajones denominan “criticismo web”), con el intento de aportar clarificación conceptual que sea de utilidad a futuros trabajos que quieran profundizar en estos aspectos.

Estas futuras líneas de investigación permitirán diagnosticar de forma certera cuáles de estas críticas son acertadas y merecen ser tenidas en cuenta, y cuáles son, en el mejor de los casos, trivialidades o, en el peor de ellos, simples teorías conspirativas que no merecen mayor atención.

1.2. Primer nivel de categorización

Un intento de categorizar el descontento con la Web que se ha ido fraguando en los últimos años en relación a los buscadores y el mundo digital online en general, podría arrojar el siguiente esquema de problemas de primer nivel:

a) Tecnológicos.

b) Cognitivos.

c) Políticos y sociales.

En los siguientes apartados presentamos brevemente cada uno de ellos, así como una propuesta de cuáles pueden ser sus principales divisiones.

2. Problemas tecnológicos

Son aquellos puntos débiles atribuibles a los aspectos puramente tecnológicos de los buscadores y la Web en general. Son limitaciones propias del estado de la tecnología y, por tanto, corresponden a un orden de problemas que podemos suponer que cada vez serán afrontados de forma más eficaz.

Otra manera de considerar esta clase de problemas es verlos como la agenda de temas pendientes de solución por parte de los ingenieros de los buscadores y de los teóricos de la recuperación de información. Destacamos los siguientes:

2.1. Barreras en la indización

Se refiere a las dificultades para indizar adecuadamente los contenidos de la Web, ya sea porque se encuentran en la parte oculta de la Web (internet invisible), por errores o malas prácticas de codificación, o por errores del servidor, entre otros motivos.

2.2. Limitaciones en el cálculo de relevancia

Se refiere a las limitaciones inherentes a cualquier sistema que intente calcular de forma automática el grado de relevancia de los resultados ante una pregunta dada. Además, en este aspecto, los buscadores mantienen una lucha permanente con el spam en buscadores (también conocido como prácticas de black hat SEO).

2.3. Limitaciones en la página de resultados

Referidos a las inconsistencias en el filtrado de resultados que incluyen, en el caso de Google, una deliberada (al parecer) inconsistencia en el uso de operadores lógicos.

2.4. Limitaciones en el lenguaje de búsqueda

En este apartado podemos considerar las limitaciones de los lenguajes de búsqueda para expresar o para captar los matices o las variaciones de las necesidades de información de los usuarios.

3. Problemas cognitivos

En este apartado estaríamos tratando el entrelazamiento tan especial al que nos hemos referido más arriba entre la Web y los motores de búsqueda. En esta división o faceta de problemas podemos incluir los siguientes apartados:

3.1. Déficit académico

Bajo esta rúbrica podrían considerarse las numerosas críticas que el mundo digital online viene soportando casi desde sus inicios por parte de sectores de la academia. Se refieren a la desconfianza que proporciona el hecho de nadie controla ni filtra los contenidos publicados en la Web, a diferencia del contexto clásico de la información impresa.

3.2 Malos hábitos intelectuales

Aquí podríamos considerar otro gran frente de críticas, que se puede resumir en la pregunta que formulan ensayistas de prestigio como Carr (en el mundo anglosajón) o Vargas Llosa (en nuestro ámbito) sobre si “Google o la web, o ambos, nos está volviendo estúpidos” debido a la ausencia de “lectura profunda” o al síndrome de la delegación en memoria externa que señalan autores como Carr.

3.3 Alfabetismo informacional (ausencia de)

En este caso, se trata de un problema del usuario que ve a los buscadores como una caja negra, que tiene un desconocimiento de las fuentes de información, que carece de habilidades en el uso o en la interpretación de los resultados, que no dispone de criterios de análisis o que tiene fallos éticos.

Otra de sus más frecuentes expresiones sería lo que podemos denominar “monocultivo informacional”, consistente en utilizar exclusivamente una sola fuente para explorar la Web (Google, en este caso), ignorando no solamente buscadores alternativos sino también la propia existencia y necesidad de utilizar otras herramientas distintas de los buscadores en función de la necesidad de información (bases de datos, por ejemplo).

4. Políticos y sociales

Las cuestiones que incluimos en esta categoría se refieren al conjunto de problemas que afectan a ciudadanos individuales o a determinados colectivos en relación a sus derechos y libertades personales. En esta división podríamos contemplar el siguiente esquema:

4.1. Privacidad

Es seguramente uno de los aspectos más debatidos en los medios de comunicación y que, con justificación, más preocupan a los movimientos sociales, organizaciones y ONG que defienden los derechos ciudadanos. Un aspecto muy controvertido de este apartado podría ser el así llamado “derecho a olvidar”, que entra en colisión directa con el “derecho a saber”, que hipotéticamente debería guiar a los sistemas de información.

4.2. Censura y control gubernamentales

Este apartado, no menos polémico, podría parecer que únicamente afecta a países con gobiernos no democráticos, como el tristemente famoso tratamiento que otorga el gobierno de China a los resultados de los buscadores o al acceso a ciertas páginas web. Sin embargo, la tentación de censurar informaciones incómodas afecta a todos los gobiernos por igual, como puso de manifiesto el caso Wikileaks. En cualquier caso, es un problema de gran magnitud y por tanto, un apartado merecedor de ser objeto de estudio en cualquier zona del mundo.

4.3. Abusos de posición dominante

Bajo esta rúbrica, en estos momentos aparece Google en el centro de casi todas las acusaciones. En particular, una coalición de empresas de la competencia (FairSearch1), en la que milita de forma destacada la empresa Microsoft, acusa a Google de favorecer en sus páginas de resultados a sus propias empresas y negocios en contra de la competencia.

Es una acusación muy grave que la Unión Europea también está estudiando.

5. Comentario final

Hemos presentado una propuesta de categorización de un conjunto complejo de problemas que giran todos alrededor del binomio web/buscadores. La idea esencial detrás de esta presentación es que puede ser beneficioso para el estudio del mundo digital considerar esta clase de limitaciones o zonas de sombra como parte de una futura agenda investigadora.

Por otro lado, es importante señalar que existen puntos débiles importantes más allá de los aspectos técnicos de la Web o de los buscadores, que entran de pleno en el ámbito cognitivo y político-social, y que exigen una aproximación interdisciplinar y transversal para comprehenderlos en toda su dimensión.

Estamos convencidos, además, que desde campos tan comprometidos con las ciencias sociales (y a la vez interesados en la tecnología, como es el nuestro), se pueden realizar también aportaciones interesantes.

6. Notas:

1. FairSearch.
http://www.fairsearch.org

7. Referencias bibliográficas

Abadal, Ernest; Codina, Lluís (2008). “La diversidad cultural en Google y los motores de búsqueda: una aproximación conceptual”. El profesional de la información, 2008, v. 17, n. 2, pp. 191-198.

AIMC (2012). Navegantes en la red: 14ª encuesta AIMC a usuarios de Internet. Febrero, 2012.
http://www.aimc.es/-Navegantes-en-la-Red-.html

Carr, Nicholas G. The shallows: what the Internet is doing to our brains. New York: W.W. Norton, 2010. [Carr, N. Superficiales: ¿qué está haciendo internet con nuestras mentes? Madrid: Taurus, 2011].

Cleland, S.; Brodsky, I. Search & Destroy: Why You Can’t Trust Google Inc. Sant Louis: Telescope Books, 2011.

Darnton, Robert (2009). “Google & the future of books”. The New York review of books, 2009, v. 56, n. 20, pp. 82-84.
http://www.nybooks.com/articles/22281

Introna, Lucas D.; Nissenbaum, Helen. “Defining the Web: the politics of search engines”. Computer, 2000a, pp. 54-62.

Introna, Lucas D.; Nissenbaum, Helen (2000b). “Shaping the Web: why the politics of search engines matters”. The Information Society, 2009b, v. 16, n. 3, pp.169-185.

Ippolita. El lado oscuro de Google: historia y futuro de la industria de los metadatos. Barcelona: Virus, 2010.

Morozov, E. The Net delusion: the dark side of Internet freedom. New York: PublicAffairs, 2011.

Cómo citar este artículo:
Codina, Lluís; Abadal, Ernest. “Crítica del mundo digital: propuesta de categorización”. Anuario ThinkEPI, 2013, v. 7, pp. ¿¿-??.

Página siguiente »