Inicio » Notas ThinkEPI 2012 » Control de autoridades, una herramienta desaprovechada en los sistemas de recuperación

Control de autoridades, una herramienta desaprovechada en los sistemas de recuperación

Resumen:
Se defiende que el catálogo de autoridades, además de una herramienta profesional, puede tener un rol importante en la recuperación de información. Se utiliza como ejemplo para subrayar cómo bibliotecas y bases de datos documentales no han sabido o no han logrado poner en juego todo su potencial en la sociedad del conocimiento.

[Leer más...] Control de autoridades, una herramienta desaprovechada en los sistemas de recuperació



Cómo citar este artículo:
Rodríguez-Yunta, Luis. “Control de autoridades, una herramienta desaprovechada en los sistemas de recuperació“. Anuario ThinkEPI, 2012, v. 6, pp. 240-243.

Etiquetas: , , ,

2 respuestas a Control de autoridades, una herramienta desaprovechada en los sistemas de recuperación

  1. Juan-Antonio Pastor-Sánchez

    NUEVO PAPEL DE LAS BIBLIOTECAS ANTE EL LINKED OPEN DATA

    La nota de Luis me sugiere un nuevo papel de las bibliotecas, abriendo sus catálogos (incluyendo los de autoridades) de manera que se incorporen a la realidad de la Web semántica en general y Linked open data en particular. También me ha hecho reflexionar sobre la carencia de software para la gestión de autoridades y vocabularios, totalmente libre, fácil de instalar, configurar e integrar de manera sencilla y transparente con el resto de aplicaciones en la biblioteca, al tiempo que se incorporan dichas herramientas en el ámbito del LOD dentro del campo de las bibliotecas e incluso otras unidades de información.
    Al respecto, creo que es interesante el documento sobre “Datos Enlazados Bibliotecarios: Conjuntos de Datos, Vocabularios controaldos y Conjuntos de Elementos de Metadatos”, elaborado por el W3C Incubator. Tomás Saorín y yo hemos hecho una traducción. Se trata de una versión provisional cuya versión final estará disponible antes de final de año, que junto con Informe final de Datos Enlazados Bibliotecarios y el de casos de uso disponemos de documentos esenciales para entender un nuevo contexto que remarca la nota de Luis. La traducción de estos dos últimos documentos también estará disponible en breve gracias a compañeros de Digibis, de la Fundación Ignacio Larramendi y del Grupo de Ingeniería Ontológica de la UPM.

    La Web semántica ofrece muchas posibilidades, pero también ya existen soluciones adecuadas para la publicación de catálogos de autoridades. Skos puede usarse para ello (complementándolo cuando sea necesario mediante OWL) sin necesidad de diseñar nuevas ontologías para ello, y aprovechando las posibilidades de mapeado que nos ofrece.

  2. PROYECTOS Y DESARROLLO DE APLICACIONES

    Me gustaría añadir algunos comentarios sobre las reflexiones de Juan-Antonio Pastor-Sánchez al artículo “Control de autoridades” de Luis Rodríguez-Yunta.

    Efectivamente, todo lo que señala Juan-Antonio es cierto, si bien se pueden introducir algunos matices, posibles por la mera existencia del Europeana Data Model al que suele denominarse, en expresión ya un tanto repetida, como el “sabor” europeo de Linked open data. No cabe duda, sin embargo, de que hay que prestar cierta atención a ese sabor porque como ya se ha señalado, yo entre ellos, en muchas ocasiones, Europeana es la Acción Clave nº 15 de la Agenda Digital Europea y, desde luego, tiene unas repercusiones enormes sobre todo el trabajo que se haga en archivos, bibliotecas y museos en España que, de momento, sigue siendo miembro de la Unión Europea. Considerando que no se atraviesan momentos de gran abundancia económica y sí de fuertes reducciones presupuestarias, convendría tener muy presente esta normativa europea.

    Si uso ese argumento crematístico es por una larga experiencia, desde hace unos 25 ó 30 años, en la normalización y el intercambio de información en las bibliotecas españolas, y he llegado a confiar mucho más en los argumentos crematísticos que en la lógica profesional.

    En el documento que se cita de Linked open data aparece, entre los doce casos de estudio, un proyecto que yo dirijo en la Fundación Ignacio Larramendi y que se denomina Biblioteca Virtual de Polígrafos, traducido como Polymath Virtual Library. Esta biblioteca es capaz de intercambiar datos siguiendo el Europeana Data Model y se ajusta, desde luego, a Linked open data, aunque éste es un camino que hay que recorrer, enriqueciendo y agregando datos -por no decir de un modo más preciso los objetos digitales- que conforman las bases de datos. Con este mismo programa, en diversas versiones, hay en España más de 30 implementaciones que contribuyen con, aproximadamente, un 40% al Europeana Linked Open Data Pilot Project. Seguramente no es por casualidad.

    En los últimos tiempos hemos avanzado mucho en la implementación y desarrollo de esa normativa, y muy en concreto en un proyecto que hemos denominado Biblioteca Virtual de la Escuela de Salamanca. Como podréis ver por el ejemplo que adjunto con su enlace persistente, el registro de autoridad puede transformarse desde el formato ficha dónde se puede identificar inmediatamente los enlaces a Viaf o a la DBpedia, una estructura MARC 21 etiquetada que permite apreciar los campos RDA que MARC ha ido definiendo; por supuesto, el registro se transforma automáticamente en DC RDF y de forma transparente alimenta el correspondiente repositorio OAI-PMH.

    También permite la exportación en MARC XML y en el ya citado Linked open data con el sabor ese europeo. De paso diré también que permite exportar tanto en el formato de autoridades de archivos Encoded Archival Context como en Isaar (CPF). (Entre paréntesis diré que me ha llamado la atención que en la última edición de las Normas Españolas de Descripción Archivística (NEDA), no se haga la menor mención al Europeana Data Model, ni a Linked open data. Sobre esto algo he comentado en Arxiforum, pero nadie me ha hecho mucho caso. Bueno, para ser exactos nadie me ha hecho ningún caso).

    A mi modo de ver, no es especialmente complejo el desarrollo de aplicaciones que utilicen, como modelo de datos, las especificaciones funcionales y estándares que prescriben Europeana o el W3C Library Linked Data Incubator Group. Sencillamente, hay que ponerse a ello.