Inicio » Notas ThinkEPI 2012 » ¿Hacia una reconversión de los congresos? Soluciones y propuestas para su viabilidad y futuro

¿Hacia una reconversión de los congresos? Soluciones y propuestas para su viabilidad y futuro

Resumen:
Los congresos académicos y científicos deberían afrontar en los próximos años una reconversión de los formatos y contenidos para poder sobrevivir. Se reflexiona sobre el valor 2.0 de los congresos y se proponen posibles soluciones, como la vinculación a números especiales de revistas académicas consolidadas. La principal propuesta es la creación de Cachus, una clasificación de congresos que permita dar más valor a éstos en los procesos de evaluación de los currículums de los investigadores.

[Leer más...] ¿Hacia una reconversión de los congresos? Propuestas para su viabilidad



Cómo citar este artículo:
López-Borrull, Alexandre. “¿Hacia una reconversión de los congresos? Propuestas para su viabilidad“. Anuario ThinkEPI, 2012, v. 6, pp. 123-126.

Etiquetas: , , ,

2 respuestas a ¿Hacia una reconversión de los congresos? Soluciones y propuestas para su viabilidad y futuro

  1. PROBLEMAS DEL CONGRESO ANUAL DE LA IFLA

    Llevo unos años enrolado en la IFLA y creo que hay muchas cosas que decir sobre su congreso anual.
    Es cierto que actualmente ya no son tan indispensables como antes, ya que la tecnología permite el acceso a los materiales y también la comunicación con otros colegas (emails, blogs, videoconferencias…). Aun así, son una ocasión muy interesante para entrar en contacto e interactuar con otras personas.

    En el caso de la IFLA, cada vez hay más gente que opina que un congreso bienal (cada dos años) sería mejor que uno anual. Por otra parte, el formato típico de comunicaciones o ponencias se está manteniendo, aunque también se ven otros formatos que permiten una mayor interacción del público.

    El problema de la IFLA es que todos sus miembros, y también los ponentes, deben de pagar su entrada al congreso. Es decir, no sólo tienen que pagarse los gastos del viaje, manutención y hotel, sino que además tienen que abonar el importe de la asistencia que, por ejemplo, para Helsinki 2012 tendrá un coste de 435 euros (precio reducido para miembros, etc.). Es una política antigua de la IFLA que siempre se ha mantenido, pero que ahora se está cuestionando, debido a que:

    - Las personas que pueden asistir son principalmente aquellas que cuentan con financiación de su biblioteca o con el patrocinio de una empresa.
    - Cuesta mucho obtener buenas propuestas de comunicaciones, de manera que al final se acaban presentando “papers” de calidad discutible.
    - Parte importante de las comunicaciones son presentadas por miembros de otras secciones de la IFLA, lo que contribuye a una cierta endogamia.

    Como no se pueden pagar gastos a los ponentes (excepto lo que se pueda sacar del ínfimo presupuesto anual de cada sección), cuesta encontrar “speakers” de renombre que quieran pagarse el avión, el hotel y la comida, y encima vengan a hablar gratis.

    Por otra parte, el escenario de crisis económica global y las posibilidades de las nuevas tecnologías no ayudan a que la gente pueda invertir tanto dinero en la asistencia a un congreso. Quizás es el momento para que se replantee la periodicidad del congreso (bienal en lugar de anual), su duración (actualmente es una semana entera), los lugares de celebración (normalmente son centros caros de convenciones) y las actividades contratadas (catering, etc.).
    Supongo que gran parte de estos aspectos también son aplicables a otros congresos o eventos periódicos.

  2. Estimulante artículo, enhorabuena. Me surge una reflexión a partir del mismo.

    La categorización de las revistas ha servido como guía para los investigadores y los evaluadores y, además, ha estimulado a los editores de revistas para mejorarlas. ¿Hemos de suponer que lo mismo podría pasar en el caso de los congresos?

    Ciertamente, en el ámbito de la comunicación yo mismo he apoyado esa idea en diversas instancias y, por ejemplo, en Australia ya han hecho este ejercicio.

    Otro de los problemas que apunta el autor de esta nota es la asimetría de recompensa académica para un esfuerzo que en principio debería ser similar al de un artículo de revista, mucho más valorado académicamente. En mi área al menos ha llevado a que sea generalizada la percepción de que el texto para un congreso es un borrador del futuro artículo, lo que a menudo degrada la calidad de lo que se presenta en los congresos, muy a menudo un work in progress.

    Como investigador, estoy dispuesto a poner el mismo esfuerzo en un texto para un congreso que en un artículo, pero para ello exijo que no se maltrate ese texto. Y creo que eso pasa por dos elementos. Primero, que los procesos de selección de los congresos sean equivalentes a los de las revistas para que no se presenten comunicaciones tan pobres como las que se pueden encontrar hoy en día. Segundo, que el organizador del congreso trabaje en dar visibilidad a los textos. ¿Cómo? Empezando por aspectos tan básicos como colgarlos en su propia web, para el caso de las grandes asociaciones de investigadores, o trabajando para que se incluyan en plataformas que ayudan a su difusión como el ISI Conference Proceedings. A este respecto, lanzo una pregunta: ¿cuáles son los criterios para incluir congresos en ISI Conference Proceedings?