Inicio » Notas ThinkEPI 2012 » El año de las ciencias sociales y humanas

El año de las ciencias sociales y humanas

Resumen:
La documentación en España se debate entre una postura académica que pretende integrarla entre las disciplinas humanísticas y el avance tecnológico que obliga a los profesionales a una formación continuada en las áreas tecnológicas. La desafortunada defensa de un tratamiento específico y diferencial de las ciencias sociales y humanas en los procesos de evaluación no puede sino perjudicar a largo plazo a la documentación si no se toman medidas muy rigurosas. Destacaremos entre dichas medidas la búsqueda de la excelencia, castigando el fraude y el plagio científico, y defendiendo no sólo la publicación sino también la lectura en inglés. Los cambios de mentalidad deben acelerarse, especialmente mediante un apoyo más firme de las iniciativas de acceso abierto y la adopción de nuevos estándares como, por ejemplo, las estrategias del nuevo Book citation index. Entre las tareas, habría que reforzar un perfil profesional más cercano a la generación de contenidos que a su mero etiquetado, asumiendo especialmente el control de estadísticas e indicadores de uso y consumo.

[Leer más...] El año de las ciencias sociales y humanas



Cómo citar este artículo:
Aguillo, Isidro F.. “El año de las ciencias sociales y humanas“. Anuario ThinkEPI, 2012, v. 6, pp. 135-139.

Etiquetas: , , , , , , , ,

4 respuestas a El año de las ciencias sociales y humanas

  1. Daniel Torres-Salinas

    LAS VENTAJAS DE POBLAR CON BUENOS MATERIALES LA RED

    Gracias por esa mención honorífica y por la nota, en tan poco espacio dices muchas cosas y podríamos comentar cada una de ellas. Sin embargo me centro en la mención y te respondo directamente a la pregunta: nadie a nivel institucional se me ha acercado a felicitarme, es más no creo que conozcan mi vida en internet.

    Que se tengan en cuenta este tipo de actividades para una gratificación o una simple comida en el asador Olaverri lo veo difícil. Por otro lado a nivel de usuarios de la Web 2.0 los compañeros suelen ser bastantes agradecidos y de vez en cuando alguno de ellos te envía un e-mail de reconocimiento o bien otros te retuitean generosamente, cosas sencillas que alegran el día y que a que veces suele bastar para seguir trabajando.

    Sin embargo, en un plano más pragmático, y enlazo con lo que tú decías (el afán por poblar… de material poco relevante) creo que si uno llena sus cuentas (en este caso Slideshare) de buenos materiales, cuidados en el diseño (no hay que ser diseñador gráfico), originales en el contenido (no copiando unos de otros sistemáticamente) y útiles al usuario de internet (por ejemplo que les sirvan de introducción a un tema) y al final se consigue un “estilo personal” creo que sí se recibe algo a cambio.

    En mi caso particular mi cuenta de Slideshare (más otras herramientas) se ha traducido en algo palpable y terrenal y es que me llaman para dar cursos, que forma parte de mi actividad profesional, y ésta es una forma de agradecimiento al tiempo dedicado a poblar Slideshare. Aunque claro, tampoco vendría mal que el jefe invitara al asador Olaverri, sería un gran reconocimiento.

  2. Nieves González

    EL IMPACTO DE LA WEB SOCIAL COMO PARTE DE UN PLAN DE MARKETING SOCIAL

    Me parece muy interesante el término que se acaba de inventar Isidro, web2metría, que no aparece en internet (al menos yo no lo encuentro), y que podría servirnos para denominar todas las métricas que se están llevando a cabo sobre el impacto de los servicios y herramientas de la Web social, como parte de un plan de marketing social. Ha llegado la hora de presentar resultados del uso que las bibliotecas hacen de estos servicios, del impacto que tienen en sus comunidades, y del retorno de inversión que representan para sus instituciones.

    Aunque la nota de Isidro se refiera a la academia, podríamos hablar también de web2metría para medir el cumplimiento de los objetivos que las bibliotecas nos hemos propuesto cuando usamos estos servicios de la Web social.

    Felicidades también para Daniel, que no sólo puebla Slideshare sino también las revistas de impacto tradicionales.

  3. EL ALTRUISMO EGOISTA

    Estimados Daniel (e Isidro):

    Me alegra que se toque este tema y aprovecho para felicitar a Daniel públicamente (otra vez, pues conste que le cito siempre en mis cursos, como un ejemplo de altruismo, al depositar sus presentaciones en SlideShare, de las cuales hemos sacado provecho bastantes de nosotros).

    Ante la actitud de muchos profesores de guardarse las transparencias “porque si no, ¿qué van a contar en su próximo seminario?”, Daniel ha sido un ejemplo para todos, y algunos ya le estamos imitando. Además me gusta que Daniel diga esto:

    “En mi caso particular mi cuenta de Slideshare (más otras herramientas) se ha traducido en algo palpable y terrenal y es que me llaman para dar cursos, que forma parte de mi actividad profesional”.

    No digo que Daniel lo haga con una segunda intención, ni mucho menos, pero estoy convencido que ocurre un fenómeno que yo llamo “altruismo egoísta o egoísmo altruista”, que no es otra cosa que el “dad y se os dará”, que me parece que está escrito por algún sitio.

    - nos interesa dar;
    - nos interesa ser desprendidos;
    - nos interesa no ser tacaños…,
    …porque la sociedad acaba devolviendo con creces lo que se le da.

    Y si no lo recibimos nosotros lo recibirán nuestros amigos, familiares, hijos, nietos…

    Además con nuestra pequeña aportación la sociedad en general mejorará un poquito, pues el ejemplo cunde. No es una utopía, es la realidad natural, pura estigmergia animal, somos seres sociales y gregarios que nos copiamos mutuamente:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Stigmergy

    Sobre esto hay mucho interesante que estudiar y hablar en relación también con las redes sociales y a nuestra sociedad-red. Si os interesa, Fernanda Peset, Antonia Ferrer-Sapena y yo contamos algo en este artículo que está en OA: “Evolución social y networking en la comunidad biblio-documental”.
    http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/2008/noviembre/05.pdf

  4. Isidro F. Aguillo

    TODAVÍA HAY QUE GANAR LA VOLUNTAD COOPERATIVA DE LOS PRODUCTORES
    [Fuente: LLAAR]

    Mis impresiones reflejadas en esta nota corresponden a mis experiencias personales, incluyendo entre otros mis trabajos con el proyecto europeo OpenAIRE y con BASE, el interesante desarrollo de la Universidad de Bielefeld.

    La idea general es que aún queda mucho por hacer, pero también diré que lo que se está haciendo no siempre está bien. No se trata sólo de trabajar más, sino mejor y sobre todo de forma más próxima a los usuarios finales y ahí es donde discrepo de algunas prioridades establecidas, que siendo necesarias y justificables, posiblemente amenazan la viabilidad del edificio completo.

    No se trata de obviar la interoperabilidad, pero antes hay que definir los contenidos y su descripción. Por ejemplo, los registros de BASE son una auténtico “totum revolutum”, con campos incorrectos, duplicados, ausentes o ilegibles. No entro a considerar los contenidos donde la mezcla de tipologías es tal que reduce la utilidad del conjunto. Como documentalista es una herramienta muy inferior a lo que me ofrece Google Scholar y desde luego, como científico no proporciona ninguno de los servicios avanzados de GS citations o MS Academic search.

    Respecto a los datos, señalar que OpenAire está aún lejos de alcanzar sus objetivos cuando se ha lanzado OpenAIRE+, cuyo principal objetivo es trabajar con los datos. Aunque la nueva iniciativa no margina la antigua, que sigue siendo parte importante del nuevo proyecto, sí que puede afectar a su viabilidad.

    Por otro lado, excluyendo a ciertas disciplinas (altas energías, astrofísica, genómica y proteómica), aún queda mucho para convencer a los científicos para apoyar el OA, y eso que sólo se les pide depositar documentos completos.

    El acceso a los datos genera muchos problemas técnicos, pero sobre todo requiere de una voluntad cooperativa de los productores que todavía hay que ganar. Lo que digo es que eso será posible si se hace más énfasis en proporcionarles servicios de valor añadido, algo que aprecien, no sólo mandatos y requerimientos.