Inicio » Notas ThinkEPI 2010 » Las bibliotecas escolares en España ante una nueva década: brotes verdes e incertidumbres

Las bibliotecas escolares en España ante una nueva década: brotes verdes e incertidumbres

Resumen:
Se presenta un balance de la situación de las bibliotecas escolares en España, y se propone que, al igual que la biblioteca universitaria se ha hecho crai, la biblioteca escolar sea también un centro de recursos para el aprendizaje y la enseñanza, dinamizando y siendo catalizadora de la vida de los centros escolares.

[Leer más...] Las bibliotecas escolares en España ante una nueva década



Cómo citar este artículo:
Gómez-Hernández, José-Antonio. “Las bibliotecas escolares en España ante una nueva década“. Anuario ThinkEPI, 2010, v. 4, pp. 94-102.

Etiquetas: , ,

5 respuestas a Las bibliotecas escolares en España ante una nueva década: brotes verdes e incertidumbres

  1. Purificación Flores Fernández
    LA BIBLIOTECA ESCOLAR, UN SERVICIO MÁS

    Por Purificación Flores Fernández

    Enhorabuena José Antonio, la revisión del estado de la cuestión “bibliotecas escolares en España” es magnífica. Me gustaría apoyar una de las ideas que se esboza en el estudio: el papel de las bibliotecas municipales en el desarrollo y toma de conciencia de que las bibliotecas escolares deben constituirse en centros de recursos para el aprendizaje.

    Desde la Biblioteca Municipal de Villanueva de la Cañada-Madrid llevamos siete años trabajando en esta propuesta y ha sido el ayuntamiento el que ha tomado la iniciativa de crear un Plan de Dinamización de Bibliotecas escolares (premiado como buenas prácticas por el Ministerio en el 2006).

    La esencia de este plan es la colaboración entre la biblioteca municipal, que posee el personal estable y formado para realizar esa labor de coordinación, y los centros escolares que deben aportar un mínimo presupuesto y el apoyo de profesores que colaboren en su ejecución.

    Las bibliotecas municipales pueden asumir el reto de poner a disposición de los centros escolares una persona encargada de “liderar” la puesta en marcha de las “bibliotecas escolares-centros de recursos de aprendizaje”, porque en la inmensa mayoría ya existe una base de colaboración con los centros educativos y porque los materiales-fondos y recursos sobre los que trabaja son muy similares, es decir que parte del trabajo ya está hecho.

    Se trataría en definitiva de poner a disposición de la comunidad educativa los servicios de la biblioteca municipal, que al fin y al cabo es lo que llevamos haciendo muchos años los bibliotecarios, pero definiendo acuerdos de colaboración, subvenciones, etc., que impliquen y motiven a los equipos directivos y profesores.

    Con la gestión compartida de bibliotecas escolares entre el propio centro y la biblioteca municipal se evitarían algunos de los escollos fundamentales: inestabilidad del profesorado, perfil profesional inadecuado, falta de legislación dentro del área de educación.

    Personalmente creo que la biblioteca escolar debe ser asumida por la biblioteca municipal con un punto de servicio más. Actualmente, y como evidencia José Antonio, está en un limbo, no asumida por nadie (educación/cultura, administración central/autonómica).

    Entendida de esta forma sería más fácil conseguir financiación para su mantenimiento a través de las diferentes administraciones.

  2. Carmen Varela Prado
    LA BIBLIOTECA COMO AGENTE DINAMIZADOR Y CENTRO DE RECURSOS PARA EL APRENDIZAJE

    Por Carmen Varela Prado

    Me uno a la felicitación expresada por Purificación a José Antonio por la revisión tan exhaustiva del estado de la cuestión sobre las bibliotecas escolares en España.

    “brotes verdes, incertidumbre”… nunca mejor expresado. Es cierto que existen muchas iniciativas en el país, así como literatura al respecto e incluso legislación, orientadas a dar a la biblioteca escolar el peso que en realidad debe de tener una vez que ha quedado en terreno de nadie o en el limbo como dice Purificación.

    Una buen idea es la interconexión con las bibliotecas municipales o incluso con las secciones infantiles y juveniles de las bibliotecas públicas, pero también, y como ligeramente aporta José Antonio, existe la posibilidad dentro de lo que es la nueva titulación de maestro y concretamente de primaria, de incluir la especialización de “biblioteca escolar” como mención cualificadora.

    Ésta ha sido propuesta en la Eufp de Lugo por la Comisión de plan de estudios del grado de maestro de primaria y aprobado el Plan por la comisión general de planes de estudios de la USC.

    Muy difícil, primero porque la propuesta inicialmente tenía que partir del cuerpo docente pero el diseño de las cuatro optativas, practicum y proyecto debían de correr a cargo de un profesional de bibliotecas.

    Como bibliotecaria del centro se me encargó la misión de la elaboración del informe de justificación, el diseño y la memoria con las fichas docentes y próximamente las guías correspondientes y ahora… ¿cómo se va a organizar esa docencia?

    Un brote verde, creo que sí, pero de momento con mucha incertidumbre pese a las buenas expectativas y, en cierta medida, un éxito profesional, pero con todas las dudas de que la propuesta de un modelo de biblioteca integrador, multialfabetizador, espacio social, dinámico y participativo que trabaje con recursos tanto físicos como digitales, se desvirtúe si al final tienen que asumir la docencia profesores afines dentro del área de conocimiento a la que fue incluida “Didáctica y Organización Escolar” (única posibilidad) y no a profesionales de la información y bibliotecas que formen al maestro bibliotecario e inculque en él el nuevo concepto de biblioteca como agente dinamizador y centro de recursos para el aprendizaje que reúna todas las sinergias de los integrantes del centro escolar.

    Un proyecto muy atractivo y un reto, pero…

  3. ENTORNOS DE APRENDIZAJE Y LECTURA CON RECURSOS

    Por Glòria Durban

    Sólo veo dos vías para la biblioteca escolar: los planes lectores de centro y los proyectos de innovación educativa de centro.

    La biblioteca escolar sólo será útil vinculada a los contenidos educativos de las competencias básicas y especialmente a la competencia lectora y a la informacional. Para el desarrollo de la enseñanza y aprendizaje de estas competencias la biblioteca es el recurso más idóneo. Y tenemos tarea para hacer descubrir estas posibilidades en las escuelas…

    En relación a la innovación educativa, la administración educativa debería incluir como herramientas para la innovación no únicamente a las nuevas tecnologías, sino también a la biblioteca escolar como entorno físico diferenciado del aula, donde es posible realizar intervenciones didácticas con metodologías que impliquen la indagación, la investigación, la interacción con la información, la interacción con distintos materiales y recursos.

    Así lo están vinculando los proyectos y planes de bibliotecas escolares existentes, es la única posibilidad. Difícil pero hay que incidir en la complementariedad de los recursos impresos y los digitales, y la complementariedad a su vez de los entornos virtuales y los presenciales. Difícil en el momento actual donde parece que sólo es innovación el uso de las tecnologías digitales. Esto es un error, pero yo confío en los maestros que saben muy bien cómo aprenden los alumnos y que las tecnologías digitales no lo son todo.

    Creo que la única manera para que la biblioteca escolar pueda avanzar y “cuajar” en la cultura docente y en la realidad de los centros escolares es con el desarrollo de un nuevo modelo, un modelo propio de biblioteca donde el punto central sea el proceso de enseñanza y aprendizaje y no los servicios bibliotecarios. Hay muchas cosas prescindibles y otras que no lo son, por ello hay que volverlo a dibujar.

    ¿Y si pudiéramos empezar de nuevo? yo veo las bibliotecas escolares, pero de otra manera muy distinta. Fíjate, no las veo ya como Crais, como las universitarias. Una biblioteca escolar ha de estar mucho mas metida en la dinámica escolar, no puede ser un servicio bibliotecario que se “viva”, que se “experimente” externo. Las universidades son otro tipo de instituciones educativas, las escuelas necesitan otro modelo donde la biblioteca sea parte integrada en el sistema.

    Ya se que la diferencia es sutil, pero… no necesitamos centros de recursos para el aprendizaje, sino entornos de aprendizaje y lectura con recursos. Entornos facilitadores para que se desarrollen los procesos de enseñanza-aprendizaje, lugares acondicionados que permitan agrupar los alumnos de formas distintas, gran variedad de posibilidades, lugares físicos, presenciales, con recursos muy filtrados y con acceso a materiales digitales.

    La gran virtud de la biblioteca escolar ha de ser la multiplicidad de posibilidades en su uso por parte del profesor y su grupo. Y la lectura… un entorno que nos conduzca a la lectura en diversas modalidades y asegure en un centro escolar su promoción, no únicamente su enseñanza.

    Más sobre el tema:

    http://www.bibliotecaescolar.info/varis/biblioteca_implementacion.pdf

  4. María-José Sola
    CENTRO DE FORMACIÓN DE PERSONAS ADULTAS

    Por María-José Sola

    A toda esta investigación querría sumarle el trabajo que estamos llevando a cabo desde otra biblioteca escolar, que no es la típica infantil o juvenil. Se trata de la biblioteca de un centro de adultos de l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en el que los profesores y yo, como bibliotecaria, estamos ocupándonos de su creación y funcionamiento desde hace dos cursos académicos. Me permito esta reflexión, ya que las bibliotecas escolares para adultos no son conocidas y merecen también ser nombradas.

    La biblioteca de un centro de formación de adultos no deja de ser una biblioteca escolar pero adaptada a un público adulto (mayores de 18 años). Aquí es donde nos encontramos con una característica que nos hace peculiares, ya dentro de este mundo de por sí bastante singular. La biblioteca va ligada a la formación que se imparte en el centro (formación básica, preparación para el acceso al grado medio y superior, etc.) y a los alumnos que asisten a sus clases. Dentro de los grupos de adultos a los que nos dirigimos, existe una parcela que representa a aquellas personas que no pudieron aprender a leer y escribir en su momento; y ahora vuelcan su tiempo y energías hacía el mundo de la lectura. Por este último aspecto, decidimos especializarnos en lectura fácil. Así mismo, disponemos de logotipo propio.

    Por otra parte, al no dirigirnos a un grupo infantil ni juvenil, ni ser una biblioteca pública, la bibliografía existente para confeccionar el fondo es escasa y/o se ha de adaptar a las necesidades de nuestros usuarios, pero vamos descubriendo y “persiguiendo” cualquier ápice de novedad que se desarrolle.

    Al no haberse publicado experiencias sobre bibliotecas escolares para adultos con anterioridad, creímos oportuno realizar difusión de todo lo que estábamos llevando a cabo. El resultado fue la publicación una comunicación en Fesabid y un póster en las Jornadas de Bibliotecas escolares del Cobdc.

    Más información en:

    - Escuela de Adultos Can Serra. Disponible en:
    http://phobos.xtec.net/cfacanserra/

    - Página personal de María-José Sola, bibliotecaria del centro. Disponible en:
    http://www.mariajosesola.com.es/category/trabajando-en/cfa-can-serra/

    - Sola-Martínez, María-José. Creación de la Biblioteca del Centro de Formación de Personas Adultas CFA Can Serra: Proyecto común con el profesorado. En: 11as Jornadas Españolas de Documentación Fesabid, 2009, Zaragoza (España), 20-22 May 2009. Disponible en:
    http://eprints.rclis.org/16242/ [Comunicación].
    http://www.slideshare.net/solammj/creacin-de-la-biblioteca-del-centro-de-formacin-de-personas-adultas-cfa-can-serraproyecto-comn-con-el-profesorado [Presentación].

  5. María Jesús Rodríguez
    EL ACCESO A LA BIBLIOTECA ESCOLAR: UNA NECESIDAD A LEGISLAR

    Por María Jesús Rodríguez

    La colaboración es imprescindible pero para que la biblioteca escolar sea un servicio más de la biblioteca municipal, hay que tener muy en cuenta los objetivos y funciones de cada una, sin olvidar el aprendizaje autónomo y significativo, la alfabetización, las competencias, etc.

    La biblioteca como centro de recursos para el aprendizaje debería tener a personas responsables en los centros de enseñanza con formación en biblioteconomía, documentación y pedagogía.

    Igual que se hace ahora el famoso master en secundaria para acceder al mundo de la enseñanza, si se legislara se podría hacer igual con las bibliotecas escolares en secundaria.

    En infantil y primaria tampoco sería tan complejo si realmente hubiera una apuesta sería y coherente sobre el tema por parte de las administraciones competentes y responsables.

    La verdad, hago el comentario sin ningún ánimo de polemizar sobre el tema, son ya demasiados años intentando que se legislen las bibliotecas escolares. Y es muy de agradecer el trabajo que se hace desde las bibliotecas municipales y públicas con la biblioteca escolar, conociendo la realidad metodológica en un amplio sector del mundo de la enseñanza.